L’ORÉAL SE PREPARA CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA EL DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Con la llegada del Covid-19 se han impuesto nuevas normas de sanidad en todo ámbito. El mundo de la cosmética y belleza no se queda atrás a la hora de probar un color de labial, una brocha o una pigmentación de un color con la yema de los dedos. Es por eso que la industria enfrenta un enorme desafío para cambiar estas rutinas que antes eran tan típicas.

“En la nueva cosmética primarán los servicios más personalizados, utilizando tanto tecnología de inteligencia artificial como la que permite acercar a nuestros expertos al consumidor en el mundo virtual”, explicó el martes Ana Jaureguizar, directora general de la división L’Oréal lujo.

De esta forma se proporcionará una nueva rutina para la compra segura de productos. L’Oréal ofrecerá probadores de maquillaje virtual, chats en vivo y clases en línea. Además, todos los servicios de click & collect, comprá desde casa y búscalo en una tienda o en un punto centralizado.

Según L’Oréal, una de las medidas con mayor éxito, serán los “probadores virtuales de maquillaje Modiface”, un programa que ofrece probar los nuevos productos sin la necesidad de tocar el rostro. A través de un código QR, se podrá probar un producto y ver el resultado, además de recibir una propuesta de productos personalizada, vía correo electrónico.

“Usar pinceles no esterilizados para probar un colorete o una sombra de ojos son gestos difícilmente recuperables”, explicó Paola Gugliotta, Máster en Dermocosmética. Además remarcó que llegó el fin de los dosificadores de jabón en baños públicos porque “es lógico pensar que el consumidor no quiera compartir estos productos”.Para ingresar en nuevas modalidades, L’Oréal ha desarrollado nuevas experiencias virtuales, donde se ha despertado un gran interés en el consumidor y es por eso que se mantendrán en el futuro en los puntos de venta.

Un cambio de consumo con la venta online ha producido un incremento de hasta 180% durante el período de confinamiento por el coronavirus.  “Habrá menos flujo de gente en las tiendas y más ventas online», explicó Gugliotta, pero la gente también seguirá contando con la experiencia de las consejeras de belleza, “quienes antes de incorporarse a sus puestos pasarán por una exigente formación de medidas higiénicas y de seguridad desarrollada”, agregó Ana Jaureguizar de L’Oréal.

Los productos limpiadores e hidratantes serán los cosméticos más deseados. Ante la constante limpieza, la piel sufre más, no solo de las manos, sino también la del rostro, que limpiaremos cada vez que volvamos de la calle.

Asimismo se seleccionarán productos con bactericidas, capaces de asegurar el fin de los gérmenes, lo que hará que la piel se reseque con más facilidad y es por eso que se aumentará el consumo de productos hidratantes.

Otro de los proyectos que está realizando la compañía francesa es el dispositivo Nexa, que será utilizado para generar un diagnóstico claro del tipo de piel y todas las necesidades de tratamiento con sugerencias de maquillaje incluido.

En los centros de belleza será necesaria la protección material como batas y sábanas desechables, guantes, calzas, gorros, desinfectantes de ropa y superficies, gel hidroalcohólico y mascarillas. Todo el personal usará mascarillas quirúrgicas y con cada cliente, gafas de protección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s