logo
 
 
Ingresar Registrarse
 
Informe de Fundamind

En exclusiva para Primera Noticia: Mujeres en Lucha

Conquistado el acceso a espacios que antes solamente ocupaban los hombres, todavía el género femenino sufre mayores consecuencias por la desigualdad social. Mientras que ya elegimos la primera presidenta, condenamos a las más desprotegidas a trabajos precarios. Por qué sienten la falta de oportunidades mucho más que los hombres. El caso de las extranjeras en la ciudad de Buenos Aires.

(FUNDAMIND, Argentina).- Aumento de la tasa de homicidios, feminización de epidemias como el VIH, analfabetismo y pobreza son algunos de los karmas que ellas cargan con mayor peso. Además, se encuentran en gran parte atadas a trabajos como el servicio doméstico, que recién en algunas semanas podría tener condiciones dignas por ley, según anunció el 1 de marzo, la propia Presidenta Cristina Fernández ante la Asamblea Legislativa.

"En el servicio doméstico es donde más trabajadoras informales y maltrato laboral existe. En general, las mujeres realizan grandes sacrificios personales y familiares, viajan grandes distancias y sufren muchos perjuicios", señala la diputada porteña Diana Maffía, quien además es filósofa y ex directora de un programa sobre Construcción de ciudadanía de las mujeres y otros grupos subalternos.

Uno de los barrios de la Ciudad de Buenos Aires, más castigados es Balvanera, donde existen algunos índices sociales alarmantes: hay una gran población de inmigrantes de Perú, Bolivia, Paraguay y provincias del norte; 4 de cada 10 vecinos son pobres y viven en condiciones de hacinamiento; la tasa de mortalidad infantil está dentro de las más altas de la ciudad y un tercio de los hogares son monoparentales. Debido a la concentración de estos factores y la insuficiencia de servicios públicos y privados para atender tal demanda, se volvió fundamental el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil.

"Acá vienen mujeres atravesadas por la pobreza, la discapacidad y el Vih, entre otras enfermedades. Buscamos orientarlas y ayudarlas con lo que necesiten para que se desarrollen, siempre a través de la solidaridad y tratando de que recuperen fuerzas para poder seguir caminando", comentó la psicóloga Marisa Mujica, una de las profesionales que trabaja en la ong FUNDAMIND, con más de 20 años de trayectoria en el fortalecimiento de mujeres y niños vulnerables.

La Lic. Mujica explicó que los programas de prevención de enfermedades de transmisión sexual se sustentan en la idea de que las mujeres puedan tener conocimiento y práctica en su propio cuidado y también en el de los niños y niñas. "Queremos que la mujer se fortalezca como género, tenga igualdad de oportunidades y no sufra discriminación de cualquier tipo, entre ellas la laboral".

La mayoría de las mujeres que acuden a FUNDAMIND son jóvenes provenientes de
Perú y países limítrofes, que tienen problemas de documentación y hallan grandes obstáculos en el mercado laboral. "Muchos piensan que vienen a sacarnos el trabajo pero acá tienen derecho a tener sus hijos, a vivir y a desarrollarse", afirma Mujica.

Para la diputada Maffia, "las mujeres migrantes tienen una situación muy particular. Dejaron familia e incluso hijos en su país de origen, y vienen buscando trabajo, para mandar remesas básicamente. Llevan un modo de vida económicamente muy frágil. Lo peor es en muchos casos cuando quedan presas de trata, trabajo esclavo o prostitución, o si no quedan directamente atrapadas en los segmentos laborales más desprotegidos".

El Centro de Estudios Mujeres y Trabajo (Cemyt-CTA) dio a conocer recientemente que más de 1.200.000 mujeres trabajan en el servicio doméstico; el 85 por ciento, sin vacaciones pagas, aguinaldo y goce de licencias. Mientras tanto, este trabajo en condiciones precarias lo realizan casi todas mujeres, de las cuales el 48 por ciento no terminaron la escuela primaria y el 28 por ciento no egresó de la secundaria.

Otros datos preocupantes
El año pasado aumentó la cifra de crímenes contra mujeres. De acuerdo con un relevamiento del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, de la Asociación Civil La Casa del Encuentro, hubo 260 asesinatos, 12,5 por ciento más que en 2009. Un tercio del total tuvo como victimario al esposo, novio o pareja. La provincia de Buenos Aires es la que más sucesos registró, seguida por Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero y la Capital Federal,

En julio del año pasado, la ONU dio un paso institucional en el combate contra estos flagelos, al abrir una agencia especializada en temas de la mujer. Su directora, la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, mencionó el mes pasado el tráfico de personas, forzadas a abandonar sus estudios y casarse demasiado pronto, sin acceso a servicios básicos ni leyes laborales que las protejan, como uno de los problemas principales a combatir.

Ranking Tribuna
1
2
3
4
5
Más Noticias
 
imagenes
galeria de imagenes
 

Nicole Neuman

Sabrina Garciarena

Cocot te viste

Brilla con Cocot

Medias Cocot

Calu Rivero en la BAFWeek

Jésica Cirio en Ovo

Bibba Pacheco

Las chicas de los Grimaldi

Gustavo Bermúdez, Leo Montero y Victorio D´Alessandro

Más Imágenes
video
Videos
 
 
Emilia Attias en un back para Avon
Más videos

logo

Newsletter - Suscripción

Reciba los principales títulos de Primera Noticia vía correo electrónico.

 

 
 
Hoy Relax Deco Eventos Looks Actualidad Moda Kids Tribuna Beauty Contacto
ingresar Ingresar  registrar Registrarse  clasificados Clasificado  blog Blog  carta Carta de lectores 

 

© Primera Noticia Todos los derechos reservados - Buenos Aires - Argentina